MAS Y MAS EVIDENCIAS DE ATLANTIDA: ENCUENTRAN DOS INCRIPCIONES DE ANDALUCIA QUE MENCIONAN A LOS ATLANTES

Nuevos descubrimientos de Geogeos Diaz-Montessano, Autor Intelectual del Documental “Atlantis Rising” de James Cameron para National Geographic

Identifican a hispanos (íberos) como Atlantes y en dos inscripciones en Andalucía son únicas en todo el Imperio Romano

Dos inscripciones romanas de Andalucía mencionan a los Atlantes

Aclaraciones de Georgeos Diaz-Montessano

Estas dos inscripciones sobre placas de pizarra halladas en Villanueva del Duque, Córdoba, con nombres íberos (hispanos) identificados como ADL(a)NTE o ADL(a)NTEUS, podrían conectarse con aquella otra hipótesis que algunos (Francisco Fernández González y su hijo Juan Fernández Amador de los Ríos, los primeros, entre finales del siglo XIX y principios del XX, y después Joaquín Vallvé Bermejo y el que ahora escribe estas lineas) venimos defendiendo, desde hace mucho tiempo, sobre el origen del nombre de Andalucía en un término similar al de Atlante, pero con /d/, justamente como aparece en estas inscripciones latinas, Adlnte o Adlante, término que después sería escrito en árabe como Add’lws o And’lws, pronunciado originalmente en árabe antiguo como Add’lus y posteriormente como Andlus y Andalus.en fonetizaciones que se desarrollaron en España.
 
Al respecto me apoyé no solo en esas evoluciones fonéticas (algunas documentadas en escritos árabes), sino en el hecho comprobable de que en las más viejas crónicas árabes se habla de como a toda Iberia ellos la llamaron Yazirat Al Add’lus, “Isla de Andlus o Andlos”, porque en ella había florecido una antigua civilización de poderosos magos y guerreros regida por Add’lws o And’lws (Andlus o Andlos) que era descendiente de Japhet, el que los griegos llamaron Jápeto. Es decir, que estos autores árabes identificaron a ese Add’lws o And’lws (Addlus o Andlus) con el mismo Atlas o Atlantos de los griegos quien -en efecto- era descendiente de Jápeto.
 
Se dice también en tales fuentes árabes, que en esa misma Yazirat Al Add’lus, “Isla de Addlus o Andlus” había existido una célebre “ciudad amurallada con latón dorado”. Sin duda se refiere al mismo oricalco que rodeaba la acrópolis sagrada, tal como se describe en el Critias de Platón. Un metal que probablemente pudo ser considerado como una especie de latón dorado, incluso aunque fuera natural y no producto de una aleación, pues el mismo nombre de oricalco, que en griego se escribía oreikhalkós (y se pronuncia como orijalkós) se traduce literalmente como “cobre de monte” o “cobre de montaña”, y según Platón (a través de Solón y los egipcios mismos), tal tipo especial de cobre, el metal más valorado después del oro, se extraía de los montes y su resplandor era como el del fuego. Así se podría describir perfectamente el resplandor del latón dorado pulido, muy valorado en la Antigüedad y durante la Edad Media, especialmente entre los árabes y bereberes, entre otros pueblos del Mediterráneo.
Image result for georgeos diaz montessano

 

Autor: Georgeos Diaz-Montessano

Alejandro Vega Ossorio

Director técnico de Corporación Planetarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *