La Realidad en Materia de Salud frente las “Panaceas”

Siempre la salud ha sido un tema capital en toda la historia humana. Siempre confinada al dominio de algunos pocos que se han tomado el trabajo de dedicar décadas de estudio (médicos de las distintas escuelas occidentales y orientales), para el resto siempre ha sido una especie de tema difícil de abordar y comprender.

La gran mayoría de las personas sólo se ocupan de la misma, cuando la situación deviene en riesgo para su propia supervivencia y, es entonces cuando buscan urgentemente una solución que les devuelva el preciado equilibrio perdido. Mas, años de desbarajustes y desatención no se solucionan con un abrir y cerrar de ojos.

Muchísimas personas creen que existe la “pastillita mágica”, la “plantita milagrosa”, el “compuesto químico maravilloso” que los poderes económicos ocultan y que súbitamente con cualesquiera de ellos, se curaran en 24 horas o pocos dias y “¡Aleluyah, estoy curados/as estarán!”

Mientras tanto,  los que, por otro lado, no creen en “la formula salvadora que ocultan las maffias farmaceuticas (que si las hay)”, creen que con la medicamentación que les dé el médico el problema se solucionara rápidamente y “san se acabo: ¡Aleluyah, están curados/as!” Cuando en realidad, solo se tapa un problema, al igual que uno va tapando los agujeros en una cañería oxidada.

AMBAS POSTURAS SON DEMENCIALES Y DEMUESTRAN LA INCREIBLE ESTUPIDEZ DE LA MAYORIA DE LAS CIVILIZACIONES ACTUALES.

No es cuestion de cuán malvados son los poderes politicos y financieros que nada les importa y todo contaminan (lo cual es cierto), sino de la inconcebible postura suicida o al menos negligente que la gran mayoría de las personas tiene consigo misma.

La alimentacion y el cuidado de uno mismo ha pasado a segundo termino en nuestra vidas, tanto sea por los requerimientos de la vida diaria o por desidia o por ambas cosas. Cualquier animal de la naturaleza dedica el 50% de su vida a la consecusion del alimento y al cuidado de su mismo, eligiendo especificamente lo que va a comer.

Somos, por ejemplo, la unica especie en el planeta que toma leche (antes tomabamos leche, ahora tomamos una sustancia que llaman “leche”) despues del periodo de lactancia y, peor aún, tomamos leche de otras especies (si es que se puede llamar leche)

Somos la única especie que consume sustancias (que con inconcebible descaro llaman “alimento” las industrias) que no caducan, que duran días, días y hasta meses sin pudrirse, llenas de productos químicos. Y no nos importa demasiado hasta que los problemas se precipitan.

La gran mayoria de las enfermedades son originadas directa o indirectamente por la baja del Sistema Inmune y, con el correr de los años los daños sucesivos se pagan car’isimo. Una gripe hoy, una infección mañana, pasado otra cosa y, así siguiendo, son solo muestras de lo pésimamente alimentados que estamos y de los toxicos a los que estamos sometidos.

El comienzo de la salud pasa en primera instancia por eliminar todo producto procesado y consumir agua sin fluor ni cloro. A partir de all, todo lo que hagas, llámense tinturas, infusiones, vaporizaciones o lo que creas que funcione, encontrara un terreno fértil. Sin una tierra preparada, no crecerá ninguna hortaliza que quieras cultivar. En este ejemplo, el agua sin flúor ni cloro y una alimentación sin basura procesada, o basura transgénica o basura plagada de pesticidas o todo junto, es la tierra fertil donde cultivar tu salud

 

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, barba, primer plano y exterior

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Alejandro Vega Ossorio

Director técnico de Corporación Planetarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *