La Invención de la Brújula.

Uno de los primeros modelos de brújula, inventada durante el Periodo de los Estados Combatientes (450-221 a.C.)

La brújula es un instrumento que indica el rumbo, empleado en la actualidad por marinos, pilotos, cazadores, excursionistas y viajeros para orientarse. Pero pocos saben que ya en la época del Periodo de los Estados Combatientes (450-221 a.C.), el pueblo chino descubrió las cualidades de la piedra imán, la cual ofrecía la función de mostrar la dirección norte-sur. Así, usaban un trocito de caña conteniendo una aguja magnética que se hacía flotar sobre el agua. Esta indicaba el norte magnético, sin embargo se tenía que utilizar únicamente sobre aguas tranquilas, pues de otro modo el instrumento fallaba. Es por ello que comenzó a utilizarse sobre grandes vasijas de agua. Más adelante fue mejorada para reducir su tamaño e incrementar su practicidad, cambiándose la vasija de agua por un eje rotatorio y añadiéndose una rosa de los vientos que servía de guía para calcular direcciones.

Existe una leyenda según la cual, en una batalla dirigida por un emperador chino en medio de una intensa niebla, se empleó para orientar a las tropas un carro con una figura humana que señalaba siempre el Sur, lo que determinó su victoria.

Con el tiempo y basándose en las propiedades del imán, se construyó el primer aparato rudimentario capaz de precisar la dirección según los cuatro puntos cardinales. A este instrumento se le llamó Sinan –literalmente si () significa “dirigir” y nan () “sur”de ahí 司南 o “dirigir hacia el sur”-. Se trata de un aparato chino usado para determinar la dirección, el cual consiste en una cuchara magnética lisa y un plato de cobre en el que se cincelan los puntos cardinales. Allá donde apunta el mango de la cuchara será el Sur, mientras que el cuenco de la cuchara nos muestra siempre el Norte. La cuchara magnética está hecha de piedra imán. Tiempo después, los chinos perfeccionaron todavía aún más el sinan e inventaron la brújula o compás magnético.

También se sabe que los chinos traficaron por mar con los países del golfo Pérsico y el mar Rojo en el siglo IX, aunque no consta que usaran para ello la brújula. Durante la dinastía Song del Norte (960-1127), la brújula se usó sobre todo para la navegación náutica, ejerciendo una gran influencia en esta disciplina.

Bien sea durante las largas navegaciones del eunuco Zheng He (1371-1433) hacia los mares del Oeste -quien realizó ocho viajes marítimos entre 1405 y 1433- o en misiones alrededor del globo terráqueo llevadas a cabo por navegantes europeos, la brújula ha contribuido enormemente en sus trayectos por mares y océanos.

La más antigua referencia al magnetismo, que no a la brújula en sí misma, en la literatura china se encuentra en una obra del siglo IV llamado el Libro del señor del valle de los demonios (en chino Guiguzi o 鬼谷子) cuando se afirma que “la magnetita es capaz de atraer el hierro” y describe su uso espacial en la búsqueda de senderos a través de las montañas. La primera mención de la atracción magnética de una aguja se encuentra en un libro chino escrito entre los años 20 y 100 en el que se afirma que “una magnetita con forma de cuchara apuntaba hacia el Sur”. El primer escrito que hace alusión al uso de una aguja magnetizada en navegación es el libro Charlas de la mesa de Pingzhouescrito por Zhu Yu y fechado el año 1117. Todo esto indica que los chinos ya conocían estas técnicas mucho antes que los occidentales y las aplicaban al mundo militar y civil. Posiblemente fuera Marco Polo quien introdujo la brújula china en Europa, aunque este punto no está del todo claro.

Fuente: https://confuciomag.com/inventos-antigua-china

Alejandro Vega Ossorio

Director técnico de Corporación Planetarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.