Ginseng la Planta de la Longevidad

Como ginseng se denomina a numerosas especies de plantas del género Panax, en latín, panacea,  y a otras que no son del género Panax, pero tienen propiedades muy parecidas. La que se conoce normalmente por la medicina china como ginseng, es la especie Panax ginseng

Panax ginseng, el ginseng chino o ginseng es una hierba de la familia Araceliae, la raíz de la cual se utiliza tradicionalmente en la medicina china. Tiene las hojas divididas en 5 lóbulos. Las flores son de color púrpura y se disponen en umbela. Los frutos son dos drupas. La raíz es carnosa y gruesa y con el tiempo, como ocurre con otras raíces, entre ellas la mandragora, puede adoptar una forma que recuerda a la figura humana. Las raíces que tienen más años de crianza, son más ricas en principios activos. Se desarrollan en las zonas frías y estribaciones de las montañas de China, Corea, Rusia y Norte de America.

Algunos creen que el Ginseng fue descubierto en las montañas de China hace unos 5000 años. Otros suponen que las primeras referencias al ginseng están en las Vedas, antiguas escrituras de la India, que tienen más de 5000 años. Las Vedas describen una planta que tiene propiedades medicinales capaces de generar fuerza y salud.

El uso médico del ginseng se menciona en los antiguos registros chinos. Se creía que el ginseng ilumina los ojos, fortalece el alma, alivia el corazón, alimenta a la mente y el cuerpo, en definitiva, prolonga la vida.

El Ginseng en Oriente

Los curanderos chinos durante la dinastía Liang (220 a 589 DC) escribieron sobre los efectos de la prolongación de la vida por el ginseng. Desde aquella época el ginseng era muy valorado por los emperadores chinos, y ellos estaban dispuestos a pagar 1 gramo de oro por un gramo de ginseng debido a los beneficios del ginseng.

Se consideraba como un gran honor regalar la “raíz milagrosa” al emperador y muchos arriesgaban sus vidas intentando encontrarla, ya que el ginseng aún no se cultivaba y crecía solo en las selvas. Había riesgo de enfrentarse con un tigre o alguna otra bestia.

 

Ginseng en la historia

La demanda de las raíces silvestres inició un negocio lucrativo entre Corea y China, que empezó en el tercer siglo DC. Desafortunadamente, ese negocio hizo que el ginseng silvestre casi desapareciera en Asia, por lo cual el comercio del ginseng rojo coreano desapareció. En el siglo 16, Corea empezó a dominar las tecnologías del cultivo artificial de ginseng rojo.

El ginseng natural o ginseng blanco es difícil obtenerlo y se puede conseguir por 20000 dólares la onza (31.105,3 miligramos). Por eso, el cultivo para obtener extracto de ginseng de alta calidad lo realizan agricultores coreanos y chinos.

 

El Ginseng en Europa y Rusia

Related image

En Rusia, el hábitat del crecimiento del Ginseng es la taiga del Oriente Lejano, y en otras partes orientales de Rusia. Cuando los recolectores chinos y coreanos empezaron a recoger todo el ginseng que había en esos territorios, la planta prácticamente desapareció tal como había sucedido en Asia. Así el ginseng fue listado en el Libro Rojo de Rusia.

El ginseng no se utilizaba en Rusia como una medicina convencional hasta 1950, cuando los científicos de la Unión Soviética empezaron a estudiarlo. Ellos llegaron a la conclusión de que la raíz es un “adaptógeno”, y el extracto de ginseng rojo ayuda al cuerpo a adaptarse en situaciones de estrés y prevenir ciertas enfermedades.

El ginseng Siberiano surgió a través de investigaciones rusas y es muy parecido al ginseng coreano. Como dato curioso se utilizó como suplemento para los astronautas rusos con el fin de mejorar la resistencia.

El Ginseng en América

En América, varias tribus indias empezaron a utilizar el ginseng: los Iroqués, Cherokee y otros. El ginseng se valoraba por sus propiedades curativas y su capacidad de fortalecer el cuerpo. Los colonos americanos descubrieron el ginseng en 1700, en Nueva Inglaterra. A finales de 1700, grandes cantidades de ginseng fueron enviadas a China, lo que empezó un negocio muy lucrativo. A mediados de los 1850, medio millón de libras fueron exportadas a Asia, por lo tanto al comienzo del siglo XX, el ginseng americano (panax quinquefolium) casi desapareció en América. Y los primeros intentos de cultivar el ginseng artificialmente en América casi no funcionaban.

¿GINSENG Y SEXO? ¿QUÉ RELACIÓN TIENEN?

La raíz tiene fama por estimular la libido y ser una buena alternativa al viagra. Sus efectos a varios órganos que participan en los procesos metabólicos, permiten despertar el deseo sexual en los hombres, es decir, mejorar erecciones.

Las sustancias de esta planta tienen una propiedad vasodilatadora, que mejora el flujo sanguíneo del pene. Es muy importante para no solo aumentar la erección, sino también mantenerla durante mucho tiempo. El gingseng también afecta positivamente en la calidad del semen y movilidad de los espermatozoides.

La estimulación beneficiosa de las glándulas sexuales impacta favorablemente sobre el estado general del sistema urogenital masculino. Además, el ginseng ayuda a luchar contra algunas enfermedades que acompañan a la disfunción eréctil. Estos incluyen principalmente la hipotensión y la diabetes.

Propiedades destacadas:

  • Disminución de nivel de glucosa en la sangre
  • Mejora del bienestar en general por el aporte de energía vital
  • Aumenta la concentración y memoria (equilibrio nervioso)
  • Fórmula anti-cansancio y previene enfermedades cardiovasculares
  • Muy digestivo
  • Mejora el equilibrio interno
  • Aumento de la Longevidad

 

Fuente: elginsengcoreano.com

Otras plantas denominadas “Ginseng”

Plantas del género Panax:

Panax japonicus: ginseng japonés
Panax pseudoginseng: ginseng de los Himalayas
Panax quinquefolius: ginseng americano
Panax trifolius: ginseng enano
Panax vietnamensis: ginseng vietnamita
Panax vietnamensis var. fuscidiscus
Además, existen otras especies que también se nombran como ginseng por los efectos semejantes que presentan, pero que no son del género Panax:

Eleutherococcus senticosus: eleuterococo o ginseng siberiano
Pseudostellaria heterophylla: ginseng príncipe
Pseudostellaria heterphylla: ginseng menor
Angelica sinensis: ginseng hembra o Dong Quai
Lepidium meyenii: ginseng peruano o Maca
Gynostemma pentaphyllum: ginseng del sur o Jiaogulan
Withania somnifera: ginseng indio o Ashwaganda (también bufera, oroval)
Pfaffia paniculata: ginseng de Brasil

 

Alejandro Vega Ossorio

Director técnico de Corporación Planetarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *