Li Shizhen: El Sabio Doctor de la Dinastía Ming

Li Shizhen (1518-1593) fue el médico más famoso de la dinastía Ming. No solo fue un brillante experto en medicina, sino también un consumado escritor.  Su monumental Compendio de materia médica consta de 52 volúmenes y recoge más de 11.000 descripciones de tratamientos.
Reportaje de Mu Xiuwen 牟秀文

Li Shizhen

La medicina tradicional es uno de los hechos diferenciadores más importantes de la cultura china. Su origen se puede encontrar en la época de los míticos emperadores Yan y Huang y su desarrollo ha sido constante, convirtiéndose en un tesoro de la cultura médica china. Li Shizhen (李时珍), apodado como “sabio doctor de la dinastía Ming”, dedicó el esfuerzo de toda una vida a escribir el Compendio de materia médica (本草纲目, Běncǎo gāngmù), una de las obras más brillantes que existen.

Li Shizhen (1518-1593), nacido en Qichun (Hubei), fue el médico más famoso de la dinastía Ming (, 1368-1644). No solo fue un brillante experto en medicina, sino también un literato que escribió muchas obras, como por ejemplo: Un examen de los ocho meridianos extra (奇经八脉考) o Un estudio del pulso (濒湖脉学).

Li Shizhen

El gran clásico de la medicina de Oriente

Li Shizhen alcanzó fama en el mundo de la medicina gracias a su obra Compendio de materia médica, dándose a conocer tanto fuera como dentro de China. Tras su publicación, la obra se difundió con rapidez y, a día de hoy, se ha traducido al inglés, alemán, francés y japonés, entre otros, obteniendo un reconocimiento mundial como “gran clásico de la medicina de Oriente”.

Para completar esta monumental obra, Li Shizhen, con una cesta de bambú y zapatos de paja, viajó por tierra y mar, atravesando montañas y dejando su huella en Hubei, Jiangsu, Anhui, Jiangxi, Henan, Hebei y otros territorios. Recorrió miles de kilómetros, recogiendo hierbas medicinales, visitando a doctores, escuchando las experiencias de la gente y consultando cientos de  obras sobre medicina durante veintisiete años.

Li Shizhen

Su Compendio está dividido en 52 volúmenes y tiene un total de aproximadamente 1.900.000 caracteres. El libro reúne un total de 1.892 remedios medicinales, de los cuales 1.195 son herbarios, registra un total de 11.096 descripciones de tratamientos y ofrece 1.160 detalladas ilustraciones de todo tipo de plantas. Li Shizhen consultó las obras médicas de dinastías anteriores a su tiempo, extrayendo la información más importante, desechando lo innecesario, completando lo insuficiente, haciendo importantes descubrimientos y llevando a cabo históricos avances.

Li Shizhen

Es especialmente digno de mención el nuevo método de clasificación de variedades de hierbas que estableció en sus obras. Antes de la dinastía Ming, todos los libros de medicina se clasificaban básicamente en tres clases: superior, medio e inferior. Este tipo de ordenación se utilizó durante más de mil años pero Li Shizhen se atrevió a romper con la tradición y en su magna obra divide los remedios medicinales en dieciséis grupos diferentes al distinguir entre: agua, fuego, tierra, metal y piedras, hierba, cereales, vegetales, frutas, madera, herramientas y vestimenta, insectos, escamas, conchas, pájaros, mamíferos y personas. Bajo cada tipo de medicamento, Li Shizhen especificó los principios esenciales (, gāng) y bajo estos, la división en categorías (, ). Esta clasificación demuestra una clara estructura.

La excelente experiencia médica

Li Shizhen fue un consumado doctor al que se conocía popularmente como el “doctor supremo” (神医, shényī). Cuando tenía más de 30 años se convirtió en el doctor imperial, curando al emperador y a su concubina en numerosas ocasiones. Lo que causó que, entre la gente, surgieran muchas historias sobre los milagros curativos del buen doctor Li Shizhen.

Cuenta la leyenda que, mientras recogía hierbas un día, vio a un grupo de personas llevando un ataúd hacia el cementerio para el funeral. Del féretro caían gotas de sangre, por lo que se acercó a observarlo y vio que la sangre estaba todavía muy fresca. Entonces, detuvo al grupo y persuadió al encargado para que abriese el ataúd para inspeccionarlo. Una vez abierto comprobó que dentro había una mujer embarazada, sin respiración, que acababa de morir debido a complicaciones durante el parto. El doctor concluyó que era probable que la mujer no estuviese realmente muerta. Con rapidez, aplicó un masaje tradicional y un tratamiento de acupuntura para salvarla. Poco después, la mujer gimió suavemente y recuperó el conocimiento. Con su ayuda, además, la mujer dio a luz. De este modo, Li Shizhen devolvió la vida a dos personas.

En la teoría de la medicina tradicional china se indican cuatro métodos de diagnóstico: observar, oler, preguntar y palpar. El método de palpar consiste en tomar el pulso para diagnosticar la condición del paciente. A Li Shizhen se le daba muy bien este método y, por ello, escribió Un estudio del pulso, donde detalla su experiencia en esta materia. También se cuenta una historia que demuestra su excelente habilidad en esta práctica.

Li Shizhen

Recoge la leyenda que un joven que acababa de comer oyó que el doctor había llegado y salió apresurado a verle. Pero había mucha más gente que quería verlo y todos le rodeaban en el jardín sin apenas dejar espacio para que otros se acercasen. El joven, que tenía prisa por verle, saltó el muro del jardín y empleó todas sus fuerzas para llegar hasta él. Cuando este vio al joven sin aliento y con la cara pálida, al tomarle el pulso le dijo, con lamento, que no viviría más de seis horas. Al escuchar el joven sus palabras se mostró visiblemente alarmado y la gente a su alrededor no se lo podía creer. Pero las palabras de Li Shizhen se hicieron pronto realidad y el joven murió seis horas después en su casa. Resulta que, como este joven había comido en exceso y saltado un muro, sus intestinos se habían roto y sus órganos habían sufrido graves daños. Todo esto se manifestó en su pulso tal y como lo diagnosticó correctamente el buen doctor Li.

Li Shizhen

Competente en la poesía

No solo era diestro en medicina, también lo fue en la poesía al poseer un excepcional talento literario. Fue muy inteligente desde su niñez. Cuando empezó en la escuela, un profesor le recitó el primer verso de un dístico (composición que consta de dos versos) para ponerle a prueba. Con solo ocho años respondió completando el dístico, con un verso que quedaría para la posteridad.

Se dice que había un dueño de una farmacia que tenía una hija muy guapa e inteligente. Cuando la hija llegó a la edad de casarse, su padre quiso buscarle el marido ideal, así que decidió usar el primer verso de un famoso dístico para buscar un marido a su hija. Numerosos pretendientes acudieron a completar este dístico.

Fue muy inteligente desde su niñez. Cuando empezó en la escuela, un profesor le recitó el primer verso de un dístico (composición que consta de dos versos) para ponerle a prueba. Con solo ocho años respondió completando el dístico, con un verso que quedaría para la posteridad

Un joven honesto estaba secretamente enamorado de la hija del dueño de la farmacia desde hacía tiempo pero, como era muy humilde y carecía de talento, no sabía cómo completar la composición poética. Le contó entonces su problema a Li Shizhen, que accedió a ayudar a este joven. Cuando el dueño de la farmacia vio que este joven no era una mala opción, le dio otro verso y le dijo que tenía un día para completarlo. Al leer el verso el joven se quedó atónito y se vio obligado a recurrir de nuevo a la sabiduría del doctor quien le ofreció un verso mejor aún mejor. El farmacéutico se alegró mucho al escucharlo y le respondió con el primer verso de otro dístico dándole ahora medio día para la réplica poética. El joven obtuvo la ayuda de Li Shizhen por tercera vez y respondió a su futuro suegro con un verso incluso más perfecto. Al escucharlo, el dueño de la farmacia se quedó muy satisfecho y le prometió inmediatamente que se casaría con su hija y tendrían un matrimonio perfecto. 

Li Shizhen

Un legado eterno

Li Shizhen falleció en 1593 a los 76 años. Sus restos fueron enterrados en Zhulinhu, en Qizhou, en el condado de Qichun (Hubei). Cada año, durante la fiesta de Qingming (también conocido como “Día de los Difuntos”), los médicos locales acuden a su tumba para hacer ofrendas y muchas personas incluso se llevan las hierbas que crecen alrededor de la lápida a casa para tratar enfermedades.

En 1954, su tumba fue distinguida como una de las reliquias históricas más importantes del país, renovando el cementerio y colocando su retrato en el sepulcro junto con una dedicatoria de Guo Moruo (郭沫若, un famoso escritor chino).

En 1978, el departamento de cultura de la provincia de Hubei construyó un mausoleo en el lugar de la tumba y reformó la sepultura. En 1980 se inauguró un museo conmemorativo dentro del panteón. El recinto consta de cinco partes: el jardín de las hierbas medicinales blancas, el vestíbulo de exposiciones conmemorativas, la tienda de los remedios medicinales, la veranda del monumento al Compendio de materia médica y el cementerio. Sobre la puerta se puede ver grabado el nombre del doctor que escribió Deng Xiaoping con su propia caligrafía. Actualmente, dentro del museo se encuentran expuestos todo tipo de diagramas, retratos, fotografías, documentos históricos, muestras de remedios medicinales, esculturas y otros objetos que representan la vida de Li Shizhen y el gran éxito del Compendio de materia médica.



Publicado originalmente en: 
Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.

Alejandro Vega Ossorio

Director técnico de Corporación Planetarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *