Caballeros Templarios en la Patagonia y la Ciudad de los Cesares Parte V

Emigración de los Galeses en Chubut, Patagonia, Argentina. Siguieron la Ruta Templaria

Lo que viene ahora será entendido por muchos como “meramente especulativo”, porque desconcertará. En este punto es donde vuelve a empalmarse el pueblo celta, originador de las Historias del Rey Arturo, que inundaron la Europa medieval con relatos místicos relativos al Santo Grial y a su búsqueda. Ya dijimos que el mundo céltico y sus diversos pueblos integrantes, tenía noción de la existencia de América, por los menos en ciertos grupos selectos. Por estas razones fundamentales:

  • 1) Los Pueblos Celtas de Europa Occidental conocían América: irlandeses, escoceses y galeses ya habían incursionado en la Tierras de Huitramannaland – tierra de los hombres blancos, tal como nos hablan las Sagas Vikingas de los exploradores de Vinlandia y Helluland, que se sorprendieron al encontrarlos. Tema que hemos tratado extensamente aquí. En el Siglo V d.C, monjes guiados por el legendario San Brandan, arribaron a América. Entre los Siglos V y X d.C, monjes escoceses conocidos como “Papars” poblaron las tierras del Huitramannaland. Hacia mediados del siglo XI, el legendario Príncipe galés Madoc, desembarcó también con sus hombres en tierras e la actual USA. Hacia 1390, los hermanos italianos Zenno, tuvieron un fuerte respaldo en Escocia, fundamentalmente con el poderoso Conde Templario del Clan Synclair, viajaron hacia América del Norte en 1390.

 

  • 2) Los Templarios no desaparecieron de la historia simplemente por la acción el Rey de Francia y el Papado, se refugiaron en naciones que no les eran hostiles como Escocia, Portugal, España y, además se fusionaron con otras Ordenes. Es en tierras célticas donde más apoyo obtuvieron. Los Templarios sabían de la existencia de América como lo demuestran autores templarios como Dante en la “Divina Comedia” o el autor anónimo del “Alto Libro del Grial” o Eschembach mismo. Más claramente demostrado está en los Mapas que circulaban e nivel e “secreto de estado” como el Mapamundi de Waaldsemuller o el mapa de Piri Reis. Además como lo hemos dejado claramente establecido, entre 1000 y 1300 comerciaron con el Segundo Imperio de Tiwanaku, actual Bolivia, llevando a raudales lingotes de plata a Europa a través del Paraguay.

 

  • 3) Los Templarios también tenían bases Patagónicas (Ver Expedición Arqueológica a la Meseta “El Fuerte” y Ciudades de los Césares ). Ya hemos visto también las Rutas Templarias de la Plata.

 

  • 4) Los Templarios tenían también fuertes lazos en tierras galesas. Es así que con el correr de los siglos, los relatos, cuentos y leyendas se mantuvieron en el pueblo celta galés. Un pueblo muy tradicionalista, que no ha perdido ni un ápice de su historia ni de sus costumbres.

Es aqui dónde se integra la Historia de la Inmigración Galesa a la Patagonia, sugerida implícitamente por Delphos y abiertamente declarada por nosotros. Escapa a nuestro interés hacer un trabajo histórico sobre la Inmigración Galesa en la Patagonia Argentina, cosa que han hecho multitud de autores muy buenos y de la que se encuentran en web excelentes artículos. Nosotros trataremos de lo que no es público, de los intereses que no son manifiestos.

La “Historia Oficial” de la Inmigración Galesa en la Patagonia

Para sintetizar la “historia oficial” de la Inmigración Galesa en Argentina, hemos buscado un texto (de wikipedia) que resume muy bien el tema y servirá para “ponernos en situación”, puesto que ya hemos dicho que no nos interesa en este trabajo lo evidente de la inmigración galesa, la cual es muy conocido y fácil de encontrar en internet: “La idea de una colonia galesa en Sudamérica fue promovida por el profesor Michael D. Jones, un predicador nacionalista residente en Bala, desde donde invitó a “una nueva Gales más allá de Gales”.

Jones pasó algunos años en Estados Unidos, donde observó que los inmigrantes galeses se asimilaban muy rápidamente en comparación con otros pueblos. Por esto, propuso una colonia basada en el idioma galés lejos de la influencia inglesa. Reclutó voluntarios, buscó financiación, y consideró la radicación de la colonia en lugares tan distantes como Australia, Nueva Zelandia o Palestina, pero finalmente se eligió la Patagonia debido a su aislamiento y a la oferta del gobierno argentino de donar 260 km2 de tierras en la ribera del río Chubut a cambio de colonizar la región que permanecía virgen.

Hacia fines de 1862 el capitán Love Jones Parry y Lewis Jones, viajaron a la Patagonia a fin de elegir el área más conveniente para los inmigrantes galeses. Visitaron en primer lugar Buenos Aires, donde negociaron las condiciones de la colonia con el Ministro del Interior del gobierno argentino, Guillermo Rawson, para luego dirigirse al Sur. Exploraron las costas patagónicas en un pequeño barco llamado Candelaria y a raíz de una tormenta se refugiaron en el actual Golfo Nuevo, que llamaron “Porth Madryn” en honor a la región de origen de Love Jones Parry en Gales.

El establecimiento permanente de los europeos en el valle del Chubut y áreas aledañas comenzó el 27 de julio de 1865 cuando 153 galeses llegaron a bordo del reconvertido Clipper Mimosa. El Mimosa costó £2.500 convertirlo para el uso de pasajeros y el precio del viaje desde Liverpool a la Patagonia fue de £12 por cada adulto y £6 por cada niño, aunque se tuvo en cuenta la capacidad de pago de cada pasajero. Los viajeros del Mimosa, incluyendo a carpinteros, mineros y otros oficios, eran 56 adultos casados, 33 solteros o viudos, 12 mujeres solteras (generalmente hermanas o sirvientes de los emigrantes casados), y 52 niños. Había unos pocos granjeros, que fueron infortunados al descubrir que las atracciones de la región fueron sobre dimensionadas y que la tierra era un desierto semiárido que produciría pocos alimentos. A ellos les habían dicho que el área era como las tierras bajas de Gales”. Hasta aquí la historia oficial. Ahondemos ahora un poco más.

Sobre los Crismones

El crismón más usualmente admitido es la representación del monograma de Cristo XP. Consiste en las letras griegas X y P. Según otras versiones, la letra P(ro) se sustituye por la letra T (tau) o por una pequeña cruz latina. El crismón puede completarse añadiendo otros elementos como las letras alfa (a) y omega (O) que representan el principio y fin de todas las cosas, como lo es también en esta religión Cristo.

El Cristograma empezó a aparecer en las monedas romanas después del Edicto de Milán (313) con el que Constantino establecía la libertad de culto para los cristianos. Sufrió una considerable evolución a lo largo de 1700 años. Es un tema apasionante para ocupar bibliotecas enteras, solo daremos unos ejemplos para llegar al punto que nos interesa.

Simbología Templaria y Masónica presentes en la Patagonia Argentina

La Historia que pocos conocen. La “Otra Cara de la Moneda”

  • 1) Los Galeses rechazaron tierras en territorios civilizados No es cierto que el gobierno les ofreció poblar la Patagonia, tierra en dicho momento bajo dominio de los Mapuche, pueblo guerrero y conquistador amerindio, proveniente de Chile, que había invadido la Patagonia Argentina hasta el Sur de la Provincia de Buenos Aires, exterminando y/o asimilando a todas las etnias a su paso como los tehuelches y Huiliches.
    La Patagonia en dicha época estaba fuera de control del gobierno argentino, que a su vez estaba sometido a los constantes ataques de los malones mapuche-ranqueles en su línea de Fortines. Mandar civiles a la Patagonia, sin protección militar, era prácticamente condenarlos al exterminio.
    El gobierno de Buenos Aires, les ofreció tierras en la Provincia de Santa Fe, cerca de la frontera con los Indios del Chaco que no eran tan feroces ni tan organizados. Sin embargo, contra toda lógica, los Galeses, rechazaron la oferta y prefirieron tierras en el Chubut en medio de un océano de amerindios Mapuches, sin protección alguna…¿Por qué?

 

  • 2) Entre los Galeses Inmigrantes vino gente preparada con profundos conocimientos esotéricos. Si bien en lo aparente la colonización galesa traía fieles creyentes cristianos y era conducida por ministros cristianos, con una fuerte concepción religiosa, había algo más de fondo. Algo místico que trascendía las simples creencias y rituales cristianos de un grupo de trabajadores y campesinos.

 

  • a) El Número 153, número Místico Es interesante resaltar que el número de integrantes del “Mimosa” fue 153. Este es un número esotérico del cristianismo y no fue elegido al azar, sino intencionalmente.

“Nota 1: Leemos en Juan 21, 1–19. “Les dijo Jesús: – Traed pescado del que habéis cogido ahora. 11 Subió entonces Simón Pedro y tiró hasta tierra de la red repleta de peces grandes, ciento cincuenta y tres; a pesar de ser tantos, no se rompió la red. El pasaje sugiere los comienzos de la Iglesia después de la resurrección.
Vemos a Pedro como líder que reúne a los apóstoles después de Pascua. Muestra que la Pascua está ligada a la misión; también a la eucaristía. Es un pasaje lleno de simbolismos.
La pesca simboliza la acción misionera, y por ello tiene también dimensión vocacional. El siete –siete discípulos- es un número perfecto y alude a la totalidad de la Iglesia: la misión es cosa de toda la Iglesia.

El número 153 –número de peces- es esotérico y simbólico: 50 (Pentecostés) por 3, más 3 (número de la Divinidad; o bien cifra triangular con base 17 (17=10+7: 10 = multitud y 7 = totalidad). La red que no se rompe muestra la capacidad misionera de la Iglesia, por la fuerza del Espíritu.

La pesca en alta mar simboliza el mundo. Jesús en la orilla expresa que nos acompaña en nuestra misión. La comida que nos prepara es la eucaristía.
Nota 2: actualmente se intenta desvirtuar que hayan sido 153, que venían dos más, que venía uno menos, etc, etc. Pero en realidad guste o nos guste, la lista oficial es de 153, independientemente que a último momento se hayan agregado más personas.”

  • b) El Inexplicable Surgimiento del Druidismo con el correr del tiempo ya en territorio patagónico comenzó a surgir toda la cultura celta en todo su esplendor y, a medida que las generaciones pasaron, hizo eclosión el fenómeno druídico, al punto tal que hasta se erigió un Círculo Megalítico en la Ciudad de Gaiman (Chubut), al igual que los Círculos Megalíticos Celtas en el continente europeo con Druidas, bardos y todo lo relacionado. Está bien, es una manifestación religioso-cultural, pero la pregunta es:
    ¿De dónde salió todo ese conocimiento esotérico de siglos que demuestran sus líderes, escritores, poetas y músicos actuales en una colonia de galeses, muy lejana a Europa, fundada supuestamente por devotos cristianos?
    La respuesta es simple: entre ellos vinieron gente galesa con una acendrada tradición esotérica transmitida siglo tras siglo, de boca en boca. Lo más interesante es que cuando se intenta hablar del tema, preguntando, sistemáticamente todos los descendientes actuales, evaden el tema como si se hablara de los fuegos del averno… ¿De dónde salieron las fuertes tendencias esotéricas de los actuales descendientes de galeses? ¿Qué significan los círculos de piedra en Gaiman? ¿Qué significan los festivales druídicos?

 

  • 3. La Rápida expansión de la Colonización galesa Como ya dijimos, en esas épocas todavía esas tierras no habían sido conquistadas por el Ejército Argentino y eran dominio exclusivo de los Mapuches (Araucanos) pueblo guerrero del sur chileno que a principios de 1810 inició la expansión y conquista sobre la actual Patagonia Argentina donde vivían los Tehuelches y Huiliches.
    ¿Qué sentido tenía entonces ir a pasar penurias en esas desoladas tierras, si no hubieran sabido de antemano que “algo había”?
    Rápidamente los Galeses Inmigrantes se destacaron por su espíritu de trabajo y su capacidad para negociar con los Tehuelche, “Indios Blancos” sobrevivientes del Genocidio al que los sometieron los Mapuche, con los cuales establecieron un próspero comercio e intercambio, claro está que hubo algunos encontronazos y tiroteos con los Mapuche, sobre todo en sus intentos de exploración del Rio Chubut (Chupat) corriente arriba hacia la cordillera. Esa Ruta está jalonada de Hitos y Señales, que conducen a la “Ciudad de los Césares Templarios, tal como hemos descripto y demostrado. Colonización que fue progresiva y rápida, instalando pueblos y Capillas a lo largo del Rio Chubut, hasta llegar a fundar Trevelin al pie de la Cordillera en 1888. Entre tanto hacia 1878 terminaban las ofensivas militares de la campaña de Conquista del Desierto y la Colonización Galesa ya estaba bajo la protección del Ejército. Hasta aquí una historia de éxito de un grupo de laboriosos inmigrantes que rápidamente transformaron un desierto en un próspero lugar y que aportaron mucho al desarrollo de la Patagonia Argentina. Pero volvamos al punto, a la historia oculta, la que no se discute abiertamente (haga la prueba trate de tocar el tema con los actuales descendientes de galeses y verá en ellos reacciones esquivas). Se sabe que pronto hubieron enfrentamientos internos entre ciertos líderes e integrantes de las colonias. No los referidos a las frustraciones iniciales de quienes se “sintieron engañados” de haber sido llevados a una tierra árida y que luego se volvieron a Gales; sino disensiones en cuestiones de doctrina. Esto es un secreto a voces del que poco se habla entre descendientes de galeses, todos niegan conocer el tema, ninguno de ellos sabe que pasó… pero, ¿adivinen quienes hablan el tema y cuentan datos sueltos a veces (generalmente en forma despectiva)? Si, adivinaron: Los descendientes de Mapuche. Los Mapuche también son una raza con una cultura ancestral y cuidadosa de sus tradiciones. Todo lo que pasa ellos lo saben, aunque rara vez lo cuentan. Los Mapuche no tienen “mucha simpatía” con los extraños, pero siguiendo sus conversaciones y preguntando y preguntando, la información a veces (aunque fragmentada) llega. Hubo disidentes religiosos, que se alejaron de la vida en las colonias. Algunos con un fuerte componente esotérico y que son los responsables que ahora haya un resurgir de las antiguas tradiciones druídicas galesas. Otros, directamente comprometidos con el tema que nos interesa: el tema templario.

 

  • 4. Los Símbolos Templarios en la Patagonia:
  • a) La Tumba Desconocida

  • En la Capilla y Cementerio Moriah, de la Ciudad de Trelew, fueron enterrados todos los primeros inmigrantes galeses. Todas tumbas muy parecidas, con mármoles, esculturas y simbolismos clásicos de cementerios británicos de la época (finales del siglo XIX). Pero existe una tumba especial, que no responde a los “patrones de la época”. Su estilo es totalmente diferente y, mientras todas las demás tumbas están identificadas, ésta no.

Cementerio Galdés Capilla Moriah

  • Nadie sabe a quién era el que estaba adentro, a pesar del meticuloso inventario de las demás, todos ignoran su Origen (es más, los funcionarios a cargo de dicho cementerio se irritan cuando uno insiste en preguntar) Es muy interesante que la tumba presenta claramente un símbolo templario: un crismón templario no muy conocido, pero representado en varias catedrales templarías Europeas. La tumba tiene un epitafio, semidestruido y escrito en galés antiguo. Ningún galés “sabe leerlo” (¡oh cosa rara!) y los pocos que nos lo han “leído” nos han dicho todos traducciones distintas (¡oh cosa rara!). Más extraño aún es que dicha tumba ya sufrió tres atentados. Es un cementerio que no tiene guardias nocturnos y no tiene muros. Sin embargo, solo han atacado esta tumba. ¿Por qué habrían de atacar la Tumba de un “Desconocido”? La han atacado por los propios enfrentamientos internos y doctrinales entre los descendientes de galeses.

  • EN DICHA TUMBA SE HA INTENTADO DESTRUIR EXPRESAMENTE EL TEXTO.

  • ¿Qué estaba escrito en este texto? ¿Ahora entiende por qué han intentado destruir esta tumba?, porque tenía información vital relativa a lapresencia templaria. No se molesten en ir a ver que o quien tiene adentro, porque se encuentra vacía desde hace al menos 100 años. Por lo pronto, les diremos: la tumba es muy anterior a la colonización galesa y el Cementerio de Moriah, fue construido alrededor de dicha tumba.

Cementerio Galdés Capilla Moriah, ciudad de Trelew

b) Los Crismones Templarios en la Patagonia:

¿Qué son sino los extraños simbolismos templarios como los Crismones que se ven en las cruces de los cementerios galeses de la Patagonia, en Trelew y a lo largo del Rio Chubut (antiguamente Chupat) hasta la Ciudad de Trevelin? Símbolo omnipresente en muchas de las iglesias y catedrales templarias de Europa…

¿Mera “casualidad” o un indicativo más de la presencia de fuertes componentes esotéricos en el contingente de galeses que fue a la Patagonia…? Recapitulación y Conclusiones sobre la Inmigración Galesa en la Patagonia. Los primeros jefes de la colonización galesa sabían dónde Iban. Estaban imbuidos de la tradición templaria y eran conocedores de la existencia de enclaves templarios desde tiempos precolombinos en la Patagonia Argentina.

  • 1. Sabían de la famosa Ciudad de los Césares, una de las varias que se conocieron y mezclaron en las leyendas que corrían entre los conquistadores españoles en su sed de oro y riquezas.
  • 2. Sabían también del extraño sitio y, allí precisamente galeses “disidentes”, construyeron Glifos Gigantes con árboles de Tamarindos.
  • 3. Sabían también de la correlación existente entre el “Fuerte Templario” en la Provincia de Rio Negro, Argentina y el Sitio en Chubut.
  • 4. Sabían de los Túneles Interoceánicos que unen el Atlántico con el Pacífico, que están por debajo de la Meseta de Somuncurá (Piedra que habla), túneles cuyos respiraderos en la Meseta, “inhalan” y “expiran”, cambiando su frecuencia cada 36 horas (siguiendo las mareas de ambos océanos).

Los colonos galeses se expandieron hacia la Cordillera de los Andes, siguiendo el camino del rio Chubut (antiguamente conocido como Chupat), buscando mejores tierras, basados en las antiguas leyendas Mapuche y Tehuelches que hablaban de la presencia de pueblos blancos (las Ciudades de los Césares) y el propio acervo cultural celta, que recogía la tradición templaria. Entre los mismos galeses, venían miembros disidentes del cristianismo, que con el correr de las décadas han sacado a luz toda la corriente esotérica del druidismo en la provincia de Chubut. Todo un camino jalonado de cruces templarias, anécdotas, leyendas. Toda una trama excepcional.

Autor: Alejandro Vega Ossorio

Jefe de Noticias

Director de la Comisión de Exploraciones Arqueológicas de CORPLAN

Alejandro Vega Ossorio

Director técnico de Corporación Planetarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *